Las Qlifoth en las Trilogías Tifoniánas de Kenneth Grant

El ocultista británico, Kenneth Grant (1924 – 2011), ha sido, sin lugar a dudas, el responsable de la osada exploración en los últimos tiempos del Lado Sombrío dentro de la Magia(k) Ceremonial de la tradición occidental, parte muchas veces negada, reprimida y vilipendiada por las autoridades de los sistemas que, en sí mismos, se enmarcan dentro de un ineludible dualismo. Esta bifurcación necesariamente comprende la sombra del otro, y es como surge la sombra o el lado posterior del diagrama más famoso de la Magia(k): el Árbol de la Vida, siendo la negación mencionada conocida como el Árbol de la Muerte y el simbolismo y fuerzas que lo conforman. El Árbol de la Muerte, tal como el de la Vida, se compone de fuerzas cósmicas y las del interior del hombre condesadas en centros o esferas; cada centro en el Lado Lumínico es conocido como sefira y su forma plural como sefiroth, mientras que en Lado Sombrío cada una de estas emanaciones es llamada qlifa y en su forma plural qlifoth. Muy poco había sido dicho al respecto por el mismo Aleister Crowley y contemporáneos de entonces hasta la llegada de Grant, que llevó lo poco que existía a muchos pasos allá junto con su propia variopinta cosmovisión. El inicio de estas exploraciones puede ser trazado a medios de los 50’s y su publicación iniciada en los 70’s en adelante a través de sus libros, divididos en tres partes de tres volúmenes cada uno y bautizados como las Trilogías Tifonianas. Son muy conocidos los autores y obras posteriores que beben de la fuente del genio oscuro de Grant, entre los cuales tenemos a nombres destacados del panorama actual como Asenath Mason, EA. Koetting, Jan Fries, Linda Falorio, Michael W. Ford o Thomas Karlsson, por nombrar a algunos.

La siguiente es una recopilación de las definiciones de los Trilogías Tifonianas de Kenneth Grant para las fuerzas principales de este Árbol de la Muerte, las cuales deben ser entendidas respecto a cada libro y la temática que manejan, comprendiendo a su vez una amplia fuente para la comprensión de estas fuerzas y la posterior praxis. Estas no son las palabras finales, pero bien sí son una guía para definiciones más certeras. Kenneth Grant es a veces considerado también como “oscuro” en sus escritos y es que los mismos no son fáciles de entender sin una preparación intelectual previa.

 

 

El Renacimiento Mágico:

Qlifoth (Hebreo): La forma plural de qlifa, a veces escrito klippah. Qlifoth es el nombre dado a un mundo o plano de entidades desalmadas que, como tales, no están verdaderamente vivas, sino que simplemente son cascaras deambulantes de personas alguna vez conscientes. Estos son autómatas como los que rondan los cementerios y sesiones de espiritismo, y se advierte al mago contra el tráfico con ellos de cualquier forma. También de las qliphoth vienen los restos de elementales alguna vez altamente organizados que arrastran una existencia crepuscular vampirizando a los vivos.

 

Aleister Crowley y el Dios Escondido:

Qlifoth (Hebreo): La forma plural de qlifa, una ramera. Qlifoth es el nombre dado a una región habitada por entidades desalmadas, las cascaras o vehículos desgastados de deseos pervertidos y abortados que prolongan su existencia crepuscular rapiñando los fluidos vitales de los vivos. Esta es la región de los vampiros, gules, demonios, y espíritus malignos, además de ser las la morada de formas fantasmales generadas por deseos sexuales y ansias mórbidas producidas constantemente por los habitantes de la tierra. Cada sefira del Árbol de la Vida tiene su correspondiente qlifot que es el reflejo de la energía que representa, y estas sefiroth aversas forman lo que se conoce como el Árbol de la Muerte. Solo el iniciado bien armado, el Adepto, en efecto, puede utilizar estas zonas de poder con impunidad.

 

Los Cultos de la Sombra:

Qlifoth (Hebreo): Qlifa (en singular), “una ramera” o acompañante, de ahí qlifoth, el mundo de las sombras, conchas, o dobles. Las qlifoth son los aspectos aversos de las zonas de poder cósmicas y humanas. Las qlifoth deambulan por los reinos de los vampiros, los goules y los fantasmas no-muertos, y de los espíritus elementales o no-humanos que buscan prologar su existencia crepuscular absorbiendo la vitalidad de los vivos.

 

El Lado Nocturno del Edén:

Qlifoth (Hebreo): La forma plural de qlifa, que significa “una ramera” o “mujer extraña”, términos que denotan “otredad”. El mundo sombrío de las cascaras o reflejos. Cada sefira del Árbol de la Vida tiene su correspondiente qlifa, que es el reflejo de la energía que esta representa, y estas zonas de poder aversas o qlifot del Árbol de la Vida.

 

Fuera de los Círculos del Tiempo:

Qliphoth (Hebreo): Lit. “conchas”, “cortezas”, las “sombras” de los muertos cuyos nombres aparecen en los libros de Dzyan, o Thoth, o el Necronomicon, o Al, y otros grimorios similares de la sabiduría “prohibida”. Ahora solo estamos empezando a entender que estos nombres contienen fórmulas de inmensa potencia mágica y científica.

 

La Fuente de Hécate:

Qliphoth (Hebreo): La forma plural de qlifa, una ramera. Las qlifoth son energías seductivamente potentes que permanecen luego de que las entidades manifestadas se hayan disuelto. Por lo tanto, las qlifoth son descritas como “conchas”, “cortezas”, “cubiertas”. De ahí también la nostalgia inherente en la fórmula de la resurgencia atávica, la cual utiliza las conchas o cascaras de la memoria (tiempo pasado) para la fecundación de fantasías futuras. En este sentido, las qlifoth son una fuerza mágica potentemente creativa.

 

Portales Exteriores:

Qliphoth (Hebreo): La forma plural de qlifa, “una ramera”, una “mujer extraña”. Un tipo de alienígena o Los Exteriores. El término denota también a las conchas o sombras de los muertos, es decir, los del Otro Lado, con los que el congreso, al igual que con la “mujer extraña”, era considerado peligroso. Su arquetipo es Babalon, siendo la puta simbólica del “Exterior”.

 

Más Allá de la Zona Malva:

Qlifa (Hebreo): Lit. “una ramera”. Qlifa es un término cargado que insinúa a un “intruso”. Ver parashakti, el equivalente de la “mujer extraña” bíblica. En términos tántricos, la diferencia entre svashakti y parashakti. En términos thelémicos, la Mujer Escarlata.

Qlifoth (Hebreo): Forma plural de qlifa que comprende más significados, p. e., “conchas” o “cortezas”. Estas expresiones se aplican comúnmente a las sombras de los muertos, pero existe una interpretación alternativa que involucra a los que están fuera de la oleada de vida humana.

 

La Novena Arca:

Qlifa (Caldeo/Hebreo): “Mujer extraña”, en el sentido de “una ramera”; alguien al margen de la sociedad y, por lo tanto, una especie alienígena o forastero.

Qlifoth(Caldeo/Hebreo): Conchas o vehículos de los muertos. También los aspectos aversos o negativos de los sefitroth que son diez-más-uno del Árbol de la Vida.

 

En Editorial Manus Sinistra somos guiados por este mismo espíritu de exploración a las profundidades en la búsqueda de los tesoros que ofrece, motivo por el cual hemos publicado varios clásicos modernos que guían al practicante en su viaje. Uno de los libros que muy bien hace justicia a estas Trilogías Tifonianas de forma clara y práctica es el aclamado libro del Doctor Thomas Karlsson, Qábalah, Qlífot y Magia Goética que presentamos en una edición autorizada y expandida, y la cual te invitamos a leerla y ahondar en tu propio mundo interior.

Representación del Árbol de la Muerte por Timo Ketola para el libro Qábalah, Qlífot y Magia Goética de Thomas Karlsson Ph.D.

Sorry, the comment form is closed at this time.